Cobranzas


Si no necesita liquidez inmediata, nos transformamos en un socio estratégico en la cobranza de sus facturas, concentrándonos en conseguir sus pagos en el menor tiempo posible, permitiéndole concentrarse en hacer crecer su negocio.

Leaseback es un instrumento financiero, el cual permite transformar un activo fijo en liquidez.

Esta operación se realiza mediante un contrato de compraventa, donde la empresa de leasing compra a su cliente alguno de sus activos fijos, entregándole liquidez mediante el pago del precio pactado por el mismo. Como el cliente tiene que seguir utilizando dicho activo en su actividad comercial, la empresa se lo entrega en arriendo mediante un contrato, de arrendamiento a un plazo determinado quedando a su disposición, al igual que en una operación de leasing convencional. Al final del periodo pactado existe también una opción de compra (de igual valor a las rentas mensuales) que permite el retorno de del bien al propietario original.

Leaseback para realizar una operación de leaseback se debe determinar el precio justo del activo, para ello se realiza una tasación con la que se determina el porcentaje a financiar según su valor comercial. Junto con aquello se realiza un análisis financiero de la empresa, para determinar su capacidad de pago mensual, de esta forma se establecen la cantidad rentas de arrendamiento y condiciones especiales en caso de los refinanciamientos de pasivos.

Leaseback es una excelente alternativa para pymes que cuentan con mucho activo fijo (inmuebles, vehículos) y poco capital disponible. También se utiliza para consolidar pasivos, financiar nuevos proyectos o para otorgar liquidez a la empresa. Deben tener una antigüedad mínima de 6 meses, pero al igual que en leasing CFC Capital ve caso a caso.

Leaseback: en el caso de las rentas de arrendamiento, estas se cancelan vía transferencia electrónica en la fecha pactada. También se da la posibilidad a los clientes de pagar las rentas de arrendamiento con operaciones de factoring y/o excedentes que se generen de las mismas.

Leaseback el análisis es más flexible que un crédito. La opción de compra es cedible, esta puede ser puesta a disposición de un tercero si la empresa así lo solicita. Las rentas de arrendamiento se van directo a gasto.

Contáctanos